twitter patatas a la carta facebook patatas a la carta google+ patatas a la carta
La patata una hortaliza
Elegir las patatas, conservarlas, cocinarlas…. todo un arte
 

A la vista deben tener un color homogéneo y ningún signo de ennegrecimiento, reverdecimiento o de germinación.

Al tacto, deben estar firmes.

Según el uso, al horno, al vapor, fritas…todas las patatas no se adaptan a todas las recetas: tienen especificidades o aptitudes culinarias que le son propias.

Respecto a la conservación, tres consejos simples:

1. Evitar los golpes durante el transporte o la manipulación, ya que provocarían daños que ennegrecerían las patatas.

2. Guardarlas en un lugar sin luz. Reverdecerían y tendrían un sabor amargo.

3. Frescas, pero no mucho frío. Hay que guardarlas en un lugar fresco y seco, entre 6 y 8%.

  Cocerlas bien

Sea cual sea el modo de cocción, es necesario escoger patatas con el mismo calibre, para asegurar una cocción homogénea.

EN AGUA
Iniciar la cocción con agua fría para asegurar la cocción del interior. En 20-30 minutos estarán listas.

EN EL MICROONDAS
Utilizar patatas vendidas en bolsas para ese fin. Si no, colocar las patatas en un plato adaptado, con un fondo de agua y recubrirlo con film alimentario. Cocer entre 8 y 12 minutos.

AL HORNO
No quitar la piel de la patata y perforarlas ligeramente para que no revienten. Cocerlas a 180º (nivel 6) durante 50 minutos aprox y se obtendrán unas patatas con piel deliciosas.

A LA SARTÉN
Para suculentas patatas rehogadas o salteadas, lavar las patatas, cortarlas en trozos y secarlas en un paño. Eso eliminará el excedente de almidón y evitará también que no se peguen entre ellas.

EN FRITURA
Enjuagar y secar las tiras de patatas para que no se peguen. Rehogarlas primeramente a 160º para escaldarlas y después a 180º para que se doren bien. Escurrir bien y añadir una pizca de sal antes de servir.

 

 
Dinos tu peso en kg.
Dinos tu Altura en cm
*IMC Índice de masa corporal