Recetas fáciles

Tempura con patatas

Recetas fáciles

Tempura con patatas
Ración: 4 personas

Ración:
4 personas

Ingredientes

  • 1 kg. de patatas para freír
  • Aceite abundante para freírlas
Salsa de tomate

  • 1 kg. de tomates
  • 1 diente de ajo, 1 cebolla
  • 8 cucharadas de aceite
  • 1 de azúcar
  • Albahaca
  • Tomillo
  • Pimienta
  • Comillos
  • Sal

Tempura

  • 2 1/2 vasos de agua helada
  • 1 yema de huevo
  • Harina la necesaria

Consejos y trucos

  • Las patatas fritas de guarnición, se deben freír en dos veces: primero con el aceite no muy caliente para que se hagan por dentro y en el último momento, sumergirlas en aceite muy caliente para que se doren y salgan a la mesa tiernas por dentro pero crujientes por fuera. La sal se pone ya fritas.
  • Las patatas paja, después de cortarlas con el molinillo o robot y disco de agujeros medios, hay que ponerlas a remojo de agua con sal una media hora para que pierdan el poco almidón que tenga la variedad. Escurrirlas extendidas sobre papel de cocina, secarlas y freírlas en montoncitos. Así saldrán sueltas y duras y se conservan varios días, ya que no es necesario que salgan a la mesa calientes.
  • Para las patatas “cerilla” emplear el mismo procedimiento, pero cortarlas con el disco de orificios finos.
  • Las patatas soufflés hay que tallarlas y cortarlas con la guillotina todas del mismo grosor, cocerlas en aceite, dejarlas enfriar y sumergirlas una a una en aceite hirviendo hasta que se inflen.
    Las patatas a la inglesa se cortan con la guillotina y se fríen en aceite echándolas a la sartén de pocas en pocas para que no se peguen entre si.
Encuentre todos nuestros consejos para elegir bien las patatas, descubrir sus beneficios nutricionales y cómo conservarlas.

Elaboración

  1. Lavar la piel de las patatas y cocerlas en abundante agua con sal durante 15m.
Salsa de tomate para acompañar:

  1. Freir la cebolla y el ajo picados, añadir los tomates pelados y las hierbas, dejar que se haga a fuego lento hasta que se consuma el agua. Sazonar con sal, pimienta y azucar.
Tempura:

  1. Mezclar la yema con el agua, añadir harina hasta conseguir una natilla y batir, colarlo para que no lleve grumos, y dejarlo reposar 1/2 hora. Cortar las patatas en julia fina.
  2. Mojar montoncitos de patatas en la tempura, escurrirlos en un colador y freírlos en el aceite caliente como si fueran buñuelos. Servirlas calientes para mojar en la salsa de tomate.

Ingredientes

  • 1 kg. de patatas para freír
  • Aceite abundante para freírlas

Salsa de tomate

  • 1 kg. de tomates
  • 1 diente de ajo, 1 cebolla
  • 8 cucharadas de aceite
  • 1 de azúcar
  • Albahaca
  • Tomillo
  • Pimienta
  • Comillos
  • Sal
Tempura

  • 2 1/2 vasos de agua helada
  • 1 yema de huevo
  • Harina la necesaria

Elaboración

  1. Lavar la piel de las patatas y cocerlas en abundante agua con sal durante 15m.
Salsa de tomate para acompañar:

  1. Freir la cebolla y el ajo picados, añadir los tomates pelados y las hierbas, dejar que se haga a fuego lento hasta que se consuma el agua. Sazonar con sal, pimienta y azucar.

Tempura:

  1. Mezclar la yema con el agua, añadir harina hasta conseguir una natilla y batir, colarlo para que no lleve grumos, y dejarlo reposar 1/2 hora. Cortar las patatas en julia fina.
  2. Mojar montoncitos de patatas en la tempura, escurrirlos en un colador y freírlos en el aceite caliente como si fueran buñuelos. Servirlas calientes para mojar en la salsa de tomate.

Consejos y trucos

  • Las patatas fritas de guarnición, se deben freír en dos veces: primero con el aceite no muy caliente para que se hagan por dentro y en el último momento, sumergirlas en aceite muy caliente para que se doren y salgan a la mesa tiernas por dentro pero crujientes por fuera. La sal se pone ya fritas.
  • Las patatas paja, después de cortarlas con el molinillo o robot y disco de agujeros medios, hay que ponerlas a remojo de agua con sal una media hora para que pierdan el poco almidón que tenga la variedad. Escurrirlas extendidas sobre papel de cocina, secarlas y freírlas en montoncitos. Así saldrán sueltas y duras y se conservan varios días, ya que no es necesario que salgan a la mesa calientes.
  • Para las patatas “cerilla” emplear el mismo procedimiento, pero cortarlas con el disco de orificios finos.
  • Las patatas soufflés hay que tallarlas y cortarlas con la guillotina todas del mismo grosor, cocerlas en aceite, dejarlas enfriar y sumergirlas una a una en aceite hirviendo hasta que se inflen.
    Las patatas a la inglesa se cortan con la guillotina y se fríen en aceite echándolas a la sartén de pocas en pocas para que no se peguen entre si.
Encuentre todos nuestros consejos para elegir bien las patatas, descubrir sus beneficios nutricionales y cómo conservarlas.